Shampoo sin sulfatos o sin sal

El shampoo sin sulfatos es un producto que no contiene sales, las cuales se utilizan únicamente para generar consistencia en el shampoo, haciendo que sea una sustancia viscosa y no líquida, permitiendo que se impregne mejor en el cabello y en el cuero cabelludo. Los sulfatos, el sodio o las sales que este contiene, solo tienen esa utilidad y no suponen ningún beneficio para el cabello, haciendo que su función en ocasiones sea la contraria, resecando los capilares y destruyendo el pelo.

shampoo sin sulfatos

Los shampoo sin sulfato ayuda a que los tratamientos del cabello duren mas tiempo

Cada vez son más las marcas que se apuntan al mercado del shampoo sin sulfatos, haciendo así que las personas que necesitan este tipo de producto, consigan mejorar la calidad de su pelo y alargar la permanencia de los tratamientos realizados sobre este, como alisados, permanentes, tintes y masajes capilares, entre muchos otros.

Cuando utilizar el shampoo sin sulfatos y cuando evitarlo. 

Al no tener las mismas propiedades de limpieza que cualquier shampoo con sulfatos, este tipo de producto produce mucha más espuma para poder acercarse a sus beneficios, pero tanta es la humedad que contiene su espuma, que los cabellos grasos podrían sufrir un empeoramiento a causa de esto. Este tipo de cabello ya cuenta de por sí con un exceso de grasas naturales que hacen que brille demasiado, pero que de apariencia de poca higiene, con lo que utilizando un shampoo sin sulfatos, aumentaría aún más su humedad y supondría un empeoramiento.

En cambio para el cabello seco, este tipo de shampoo es realmente beneficioso, ya que, como decíamos antes, la espuma que genera este producto genera humedad y mejora las propiedades del cabello, haciendo que uno seco pase a tener unos niveles adecuados de humedad, revitalizándose y perdiendo esa sequedad que hacía que quedase muy dañado. Los tratamientos de alisado con keratina, tendrán un gran beneficio si el cabello tratado se lava con shampoos sin sulfato, ya que mejorará el estado de este y prolongará sus efectos.

A fin de cuentas, el shampoo con sulfato termina siendo más limpiador que uno que no tiene este tipo de sustancias, ya que es mucho más consistente y tiene mejores propiedades  higiénicas. Por otro lado, el shampoo sin sales hace que los tratamientos aumenten su duración y para los cabellos secos sea un gran beneficio, aportándoles grandes mejoras y haciendo que puedan tener una gran vitalidad y brillo naturales. Solo hay que recordar que para los pelos grasos está totalmente prohibido, debido al empeoramiento que produce en sus efectos naturales.